¿Qué posición es más apropiada para el parto? ¿Cuales son las ventajas del parto en una piscina? ¿Qué hay de alternativas a la epidural como el agua estéril, la acupuntura o la hipnosis? Como no todo es blanco o negro, informémonos en base a los estudios científicos existentes.

He querido explorar este tema para aclarar dudas a familiares y amigas que están a punto de tener un bebé.

Hay mujeres paren de forma natural en posiciones verticales y en Occidente, los partos se desarrollan, generalmente, con la mujer acostada en posición ginecológica. Ambas posibilidades tienen ventajas y desventajas. No obstante, en nuestro medio se constata una gran controversia sobre si parir en posición vertical tiene ventajas sobre la posición supina.

¿Parto vertical u horizontal?

Atendiendo a la evidencia científica de Enrique Ramón Arbués y Esther Azón López y revisando en Cochrane Reviews (www.cochranelibrary.com) se encuentran datos sobre mujeres estudiadas en posición supina o de litotomía, es decir, tumbadas en la cama, el parto fue más doloroso y presentó más problemas en la frecuencia cardíaca del feto, y menos pérdida de sangre, por otro lado.

SEGO, la Sociedad española de Ginecología y Obstetricia, recomienda ante la elección de la analgesia epidural, dosis pequeñas que permitan el control del dolor, y más movimiento motor para que las mujeres adopten la postura en la que estén más cómodas. Es más, el Ministerio de Salud y Consumo, dentro de sus recomendaciones para la atención al parto normal, sugiere permitir que la mujer, durante la dilatación y el expulsivo, adopte la posición en la que más cómoda se encuentre, capacitando a los profesionales para asistir el parto en diferentes posturas cuando sean de bajo riesgo.

¿Parto en el agua?

Viendo esta semana los titulares de los períodicos mientras desayunaba, encontré una portada de un periódico portugués con una mujer pariendo en una piscina pequeña. Me acordé de Mar, de mi hermana, y pensé, que beneficios tiene parir en el agua, ¿por qué hay mujeres que eligen esta opción?

hipnosis para el parto

Así que me puse a indagar y encontré la Federación de asociaciones de Matronas en España, FAME, entendiendo que el uso de agua caliente sin superar los 37º ni las 2 horas de inmersión (leer a Odent) durante la dilatación a partir de los 5 cm, induce a la relajación, reduce la ansiedad, estimula la producción de endorfinas, mejora la perfusión uterina, acorta la dilatación y aumenta la satisfacción y la sensación de control.

La cuestión es que faltan más estudios en esta área, ya que hay quienes recomiendan la inmersión en una fase temprana de 3 cm, y otros autores comentan que en inmersión, el parto se puede prolongar mucho y requerir de analgesia epidural y oxitocina.

Otros métodos

Lo curioso es que leí sobre otros métodos que si no nos informamos, no llegan con facilidad, como el uso de agua estéril, de acupuntura e hipnosis (en esto sí estoy muy familiarizada ;).

¿Cómo utilizar la hipnosis para el parto?

Agua estéril

De estos métodos, hay mujeres que eligen inyectarse intradérmicamente o subcutánea, agua estéril (0,1-0,5 ml) en ambos lados de la base de la columna vertebral, en el rombo de Michaelis, bloqueando la transmisión de estímulos dolorosos.

Acupuntura

La medicina tradicional china, utiliza la acupuntura para la reducción del dolor en el parto en manos, pies y orejas. No parecen reducir la necesidad de cesárea pero pueden aumentar la preparación del cuello uterino para el trabajo de parto. Aquí también son necesarios más estudios.

Hipnosis

Y por último la hipnosis, la gran desconocida. La terapia más bella, sutil y potente que conozco. Le sigue EMDR y técnicas de EMDR. Pero sin duda, la hipnosis ericksoniana es compleja, pero efectiva. No hay muchos que la sepan manejar bien para estos propósitos, pero para generar anestesia meses antes del parto y en el mismo momento de parir, es magnífica. El trabajo lleva a las parturientas a un estado atencional concentrado con una respuesta positiva a las sugestiones que se dan.

Bastantes veces me ha tocado trabajar en consulta con mujeres que les cuesta quedarse embarazadas, y en bastantes casos, después de un proceso terapéutico con una base hipnótica, logran ser mamás. Es decir, sirve para el antes del embarazo, para el proceso de preparar el cuerpo al parto y para el momento de parir.

Pero si quieres una experiencia en primera persona, aquí puedes ver esta.

¿Te gustaría saber más sobre la hipnosis para el parto, o si podría ser de ayuda en tu caso? Contacta conmigo para conocerte y ver si te puedo resultar de ayuda, igual te llevas una agradable sorpresa :)

¿Aceptar cookies?    Más información
Privacidad