Cuatro razones por las que estamos desinformados sobre lo que no rodea y quiénes somos.

Los artículos que comparto están escritos con mi voz y cuentan muchas reflexiones personales. No te confundas porque cuanto lees en general de distintos autores en libros, post, artículos.. son fruto del trabajo de otras personas que asentaron investigaciones, paradigmas y escuelas antes y habitualmente son estas personas quienes dan la cara ¡o el morro! (risas).

Desde que me embarqué en esta profesión, mi objetivo ha sido combatir la devastadora mala praxis de las empresas y posteriormente la visión y calidad de la psicología clínica y la educación. Lo que estás leyendo es resultado de argumentaciones poco convencionales concebidas por Chogyam Trungpa, entre otros.

En mi carrera, cuantas mas personas evalúo y acompaño, más disociación en edades infantojuveniles encuentro. La gente intuitivamente interpreta el mundo de forma errónea, y esto nos lleva directamente al funcionamiento de nuestro cerebro, que en otro artículo comentaré. Ser consciente de la realidad supone salir de tu burbuja inconsciente, y has de estar dispuesto a cambiar la concepción del mundo y de ciertas ideas preconcebidas que influyen en tus decisiones cotidianas.

Hoy, con este apunte sencillo, me gustaría recordarte cuatro obstáculos con los que seguro habrás tropezado alguna vez. Te habrás topado con expectativas de lo que sería tal situación y luego no fue así ¿verdad? ¿Recuerdas sentirte frustrada, enfadado, indefensa, pequeño, con vértigo? Justo desafiar estas emociones te permitirán cruzar la primera barrera, el miedo, para aprender algo importante para ti. La psicoterapia tiene que ver con el siguiente paso, que no ha de darse corriendo ni huyendo, sino acompasado ¡y acompañado si quisieras!. No temer el miedo y ver más allá de su llamada te permitirá encontrar tu brújula interior. El segundo obstáculo o barrera aparecerá después, cuando ves con claridad y seguridad cuanto haces, vives y dices. No dudar de la propia perspectiva genera reduccionismos, ya que el mundo es ilimitado. Vaciarse de lo uno sabe para ver con otros ojos, escuchar lo desconocido, incluso lo que genera cierta incomodidad, en un mundo compartido es una tarea necesaria. Desarrollar la empatía y no entrar en guerras de quién lleva la razón, te lleva al tercer desafío: el poder. El poder de imponer tus reglas, de calcular con crueldad, de moverse por estrategias y cantidad, dejando a un lado la calidad y la calidez humanas. Si te encuentras aquí, te recomiendo que prestes algún servicio de cara a los demás, como dar cenas en un albergue, para abrirte a la humildad de ser uno más. Y por último, la vejez prematura. Envejecer antes de tiempo requiere que revises tu propósito en la vida. Cada vez hay más personas que desean dormir para olvidar, que cada día desean sentirse en paz, descansar. Soy de las que opina que trabajemos en los aspectos mundanos de la vida para trascenderla, porque la vida nos exige echarle valor y romper los moldes con acciones valientes que busquen el bien común. ¡Feliz día!

Contacta conmigo o pide cita y verás como estos obstáculos dejan de dificultarte el camino.

¿Aceptar cookies?    Más información
Privacidad